Angel Food Cake con Semillas de Amapola

21 abril 2016


Hoy traigo otra variedad del delicioso Angel Food. Con crujientes semillas de amapola. Este bizcocho está libre de grasas, a si que no tenéis escusa de prepararlo. Es un buen aliado para el desayuno y merienda, sin necesidad de añadir muchas calorías al día, y además te das un dulce capricho.
Lo podemos realizar del aroma que más guste. Normalmente se utiliza aroma de almendra, pero en casa preferimos que sea de vainilla.
Ya llevaré unos cuantos preparados, a mi compañera de trabajo le apasiona, y merendamos muchas veces.
En esta ocasión le he añadido unas semillas de amapola, que además son muy ricas en minerales, fibra, vitaminas y ácidos grasos saludables. Vamos con la receta.

Ingredientes:
  • 9 Claras de huevo pasteurizadas o 250 ml
  • 200 gr Azúcar 
  • 90 gr Harina tamizada
  • 1 Cucharadita de cremor tártaro
  • 1 Cucharadita de aroma de Vainilla
  • 1 Cucharada de Semillas de Amapola
En primer lugar dejamos las claras a temperatura ambiente unos minutos.
Precalentamos el horno a 180º
Echamos las claras a la batidora y comenzamos a batir hasta que estén espumosas.
Seguidamente incorporamos el cremor tártaro, la sal y el aroma de vainilla.
Seguimos batiendo hasta que levantemos la batidora y las claras estén firmes.
En este momento vamos añadiendo poco a poco, bajando la velocidad, el azúcar hasta que las claras formen picos brillantes.
Incorporamos la harina y movemos con una cuchara con movimientos envolventes con cuidado para que no se bajen.
Seguidamente la cucharada de semillas de amapola.
Metemos en el horno unos 35 o 40 minutos.
Una vez horneado sacamos del horno y le damos la vuelta para que se enfríe (por eso es tan importante el molde, ya que lleva una patitas para poder darle la vuelta)
Cuando ya se haya enfriado o se pueda coger el molde con las manos, pasamos un cuchillo para poder separarlo del molde y dejarlo terminar de enfriar sobre unas rejillas.

Es trozo, se lo ha comido mi marido, le encanta.


Ya lo he preparado unas tres veces con semillas de amapola. Queda esponjoso, suave y a la vez le da una textura crujiente que quita el sentido.
Si aún no lo has probado, seguro no te arrepentirás. Eso sí, es mejor comprar un molde especializado para ese bizcocho. Se nota la diferencia a la hora de hornearlo y como queda.


Espero que os haya gustado. Hasta la próxima...





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...